Mi opinión sobre la taninoplastia – Vol. 1

¡Muy buenas!

Como algunas veces que he escrito he hablado de los cuidados del pelo y puesto que ayer me hice el tratamiento de la taninoplastia, creo que puede ser útil contar qué me ha parecido (ya que yo hasta hace dos días estaba buscando información como una loca).

¿Cómo es mi tipo de pelo? Lo primero de todo creo que debe ser hablaros sobre mi tipo de pelo: desde los 15 o 16 años me he estado tiñendo, a veces con vegetal pero generalmente, con tinte. Esto, sumado a que más o menos desde esa edad me lo he planchado sin descanso, os puede servir para haceros una idea del tipo de pelo que tenía en la actualidad, con 26 años. Deshidratado y muy encrespado… Por más que siempre he tratado de usar buenos productos y de echarme mil potingues, no he conseguido mejorar mucho el estado de mi pelo. Dejarlo secar al aire o con secador, implicaba parecer Krusty el Payaso xD Pese a que mi pelo no es rizado, sino lisito.

Así que después de un tratamiento frustrado de Keratina que me hice hace un par de años (digo frustrado porque yo no noté ningún tipo de mejoría en mi pelo, sino al revés…. fue un timo), no me atrevía a hacerme ningún tratamiento de peluquería, porque no tenía mucha fe, aunque al mismo tiempo me daba cuenta de que necesitaba hacer algo con el dichoso pelo.

Así que leyendo y leyendo, encontré algo llamamo “taninoplastia”, que dice ser diferente y mejor que la keratina (por ser totalmente vegetal) y que te permite lavarte el pelo al día siguiente de haber realizado el tratamiento, hacerte coleta, etc.

Después de pensarlo bastante, y con unos ahorrillos en el bolsillo, me busqué una peluquería recomendada por una blogger conocida de mi ciudad (Valencia), y allí que me planté para hacerme la taninoplastia.

Proceso del tratamiento de la taninoplastia

Lo primero que me hicieron en la pelu nada más llegar, fue lavármelo con un champú especial. En mi caso me lo lavaron 3 veces.

Después me secaron el cabello con secador, sin desenredarlo. Y posteriormente me aplicaron el producto mechón a mechón, aquí sí, desenredando cada mechón tras la aplicación del producto, el cual dejaron en el pelo durante unos 30 minutos.

Tras el tiempo de espera, me aclararon el pelo y me lo secaron con secador y cepillo redondo. Tras esto, me lo plancharon mechón a mechón, por lo que se hace algo largo este paso.

Cuando ya tienes todo el pelo planchado (que da gusto verlo de lo liso y brillante que está), te lo vuelven a aclarar y te aplican una mascarilla de tratamiento, que dejan reposar un ratito (yo, como en este punto ya estaba un poco cansada, se me hizo largo, pero no sé calcular cuánto tiempo fue, a mi me parecieron 15 o 20 minutos XD).

Pasado el tiempo de reposo, te aclaran abundantemente el pelo para quitar la mascarilla. Lo que me pareció otra eternidad (pero es que ya llevaba unas 3 horas y me estaba desesperando jaja!).

Y por fin, el último paso! Con el pelo recién aclarado de la mascarilla, proceden a secártelo con secador, pero sin usar peine, sólo con ayuda de las manos.

El resultado

El resultado es flipante. El pelo me quedó completamente liso y con muchísimo brillo. Lo único que en mi caso podría estar mejor, son las puntas, que evidentemente estaban muuuy castigadas, y no han quedado “perfectas”, pero han quedado muy bien.

Después, cuando llegué a casa y me miré al espejo, pude ver mucho mejor los resultados. ¡Menudo pelazo! ¡Me encanta! 🙂 🙂

Esa misma noche, me fui a cenar a un bar en el que había como mil grados xD No iba el aire y hacía muchísimo calor y humedad. La verdad es que estaba preocupada por el pelo, porque en condiciones normales mi pelo se hubiera “bufado”, es decir, encrespado e hinchado. Pero qué va! Llegué a mi casa luego con el pelo perfecto. Hoy me he levantado y el pelo sigue perfecto. La prueba de fuego será mañana, cuando me lave el pelo en casa y me lo seque yo misma. Entonces, podré hacer otro post con el volumen 2 😉

Cosas a tener en cuenta…

Tal como me dijeron en la pelu, no había problema en que me hiciese una coleta, me pusiera una pinza o me lavase el pelo al día siguiente si quería (a diferencia de lo que pasa con el tratamiento de la keratina).

Me he comprado el champú y mascarilla de tratamiento, por lo que los resultados cuando me lave el pelo por primera vez después del tratamiento, imagino que pueden variar de alguien que no se los haya comprado.

 

Creo que no me he dejado nada… Si tenéis alguna pregunta, aquí estoy 😉 Besos!